Cinco sencillos pasos para limpiar tu coche y dejarlo impecable.

En este práctico te ofrecemos cinco sencillos pasos para dejar tu coche impecable en primavera. Con un poco de esfuerzo y poco dinero puedes dejar tu coche como nuevo; con la llegada del buen tiempo es hora de dar un repaso a tu vehículo.

Seguramente, en los próximos meses realizarás numerosos desplazamientos con tu vehículo para aprovechar la llegada del calor. Pero antes de ponerte al volante es recomendable que hagas una profunda limpieza, ya que, posiblemente, los efectos del invierno (barro, polvo, sal, etc.) habrán dejado profundas huellas en tu vehículo.

 

Pero… ¿cómo limpiar tu coche a fondo? ¡A continuación encontrarás cinco sencillos pasos para dejar tu coche como nuevo!

  1. Déjalo perfecto por fuera y por dentro

Para ayudarte a limpiar tu coche por dentro y por fuera, disponemos de  bóxer de lavado de alta presión, máquina limpia llantas, potentes aspiradores y tienda con los productos necesarios para el mantenimiento del automóvil.

I. Con la máquina pulverizadora,  eliminarás los mosquitos incrustados en el frontal, parabrisas y retrovisores, y también el ferodo o grasas acumulado en las llantas de aleación.

II. Con el programa de agua caliente y champú asegúrate de limpiar bien:

a) El frontal,  parabrisas delantero y retrovisores para eliminar los mosquitos incrustados.

b) A continuación el techo y los laterales para eliminar la capa de polvo o grasa de la carretera.

c) Las llantas y los neumáticos

d) Los bajos del coche merecen una especial atención ya que pueden acumular el salitre que impregna nuestras carreteras durante el invierno.

e) Mantén una distancia de la boquilla de agua a presión a la carrocería de unos 15 cm.

III. Con el programa de aclarado, enjuaga bien todas las partes de tu coche para no dejar huellas de jabón.

IV. Con el programa de abrillantado conseguirás que el coche brille como nuevo. En este programa utilizamos agua desmineralizada que no deja huelas y  junto con la cera reactiva el color del coche.

Una vez limpio repasa la carrocería en busca de daños. Hay un producto específico para cada tipo de mancha persistente (resina, etc), úsalo siguiendo las instrucciones de aplicación.

Si encuentras arañazos, consigue un lápiz especial del mismo color que el coche y aplícalo tras lavar y secar la zona.

Al fin y al cabo tu coche es tu carta de presentación en la carretera.

  1. A por el maletero

El primer punto ‘conflictivo’ a la hora de limpiar el interior del coche en primavera es el maletero: saca las cadenas, el paraguas y todos aquellos objetos que no vayas a necesitar en esta época del año. A continuación, pasa el aspirador retira la moqueta, la rueda de repuesto y las herramientas. Disponemos de potentes aspiradores para eliminar fácilmente la suciedad que se ha ido acumulando en todos los rincones.

Aprovecha la ocasión para realizar una revisión: ¿tiene la rueda de repuesto la presión adecuada? ¿Falta alguna herramienta? ¿Se encuentran todas en perfecto estado? Puedes aprovechar para dejar las herramientas relucientes.

Los surcos del borde del maletero suelen acumular hojas, por lo que es recomendable que pases el aspirador por esas zonas. Acto seguido, limpia estos surcos con un producto multiusos. Un cepillo de dientes o brocha te permitirá alcanzar aquellos sitios a los que la esponja o trapo no llega. Tras limpiar a fondo las gomas del marco del maletero es aconsejable que apliques un producto protector y engrases las bisagras. Así tendrás listo el maletero para el próximo viaje.

En nuestra tienda encontrarás todo lo que necesites.

  1. El interior, protagonista

Le toca el turno al habitáculo del coche. Empieza limpiando las plazas traseras: pasa el aspirador por la bandeja portaobjetos y los asientos.

Si puedes plegarlos o abatir el respaldo, introduce el tubo del aspirador dentro de todas las ranuras y pliegues. No olvides los compartimentos portaobjetos de los lados ni las bolsas de los asientos (ten cuidado al meter el tubo para no rasgar la tela o deformarla).

Quita las alfombrillas del suelo y aspíralas a fondo: si son de goma, dales con agua a presión. Si tienen manchas grandes, utiliza un producto especial para la limpieza de alfombras: aplícalo sobre la mancha y déjalo actuar una o dos horas. Después, acláralo y deja que se seque. Lleva su tiempo, pero merece la pena.

Aplica un limpiador de plásticos en un paño y repasa la parte posterior del espejo retrovisor interior y los asideros del techo. Pasa con suavidad el cepillo de dientes o brocha por los elevalunas eléctricos y por las ranuras de las gomas de los pedales. Elimina la suciedad acumulada en el anclaje de los cinturones de seguridad y en la parte inferior del freno de mano. Para terminar, limpia el interior las ventanillas con ayuda de un limpia-cristales que no deje huella.

Si quieres conseguir un resultado profesional en el interior aplica un abrillantador en el salpicadero y todas las partes plásticas del interior.

  1. Neumáticos

También puedes usar un producto específico para dejar los neumáticos brillantes

Aprovecha y comprueba.

– Presión de los neumáticos.

– La profundidad del dibujo. El dibujo de tus neumáticos es fundamental para que el agarre no disminuya. Si miden menos de 1,6 mm no podrás circular con ellos.

  1. Cuidado de lunas

Llévalas siempre limpias para una mayor visibilidad. Comprueba que llevas el depósito de líquido limpia parabrisas lleno.

A parte de la limpieza del coche también es muy importante comprobar los niveles de líquidos:

  • Comprobar el color y el nivel de aceite del motor.

  • Comprobar el nivel de líquido de circuito cerrado.

  • Liquido limpia parabrisas.

Categorías: Consejos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies